5 tips para elegir el equipamiento adecuado para tus guardias de seguridad

5 tips para elegir el equipamiento adecuado para tus guardias de seguridad 

La elección del correcto equipamiento para tus guardias o vigilantes no solo dependerá de tu presupuesto (o el de tu empresa), sino del tipo de función -y lugar- en que éstos funcionarios desempeñen su función.

A continuación te damos 5 tips que estamos seguros te ayudarán a tomar una mejor decisión al momento de comprar el equipamiento de tus guardias. 

  • Vigilantes de turnos de día: Los vigilantes que trabajan durante los turnos de día tienden, por lo general, a estar ubicados en entradas y accesos de fábricas, recintos públicos y privados, universidades, etc. Algunos de ellos incluso cumplen una función de atención al cliente, ayudando a dirigir a las personas en la dirección correcta, como usualmente se observa en clínicas o centros comerciales. En estos casos se recomienda equipar al personal con un kit de control de rondas, chalecos anticorte, bastón retráctil para su defensa, esposas (o grilletes) y, dependiendo del nivel de seguridad del recinto, paletas detector de metales (por ejemplo, en embajadas o instituciones militares o gubernamentales).
  • Guardias de turnos de noche: Para los vigilantes de noche se recomienda el uso de chalecos anticorte, bastón retráctil, focos manuales (o linternas). En casos particulares también se recomienda el uso de visores nocturnos para observar mejor la zona a resguardar o por si se les dificulta la visibilidad en la noche de la zona en donde se encuentren. Finalmente no puede faltar el control de rondas, producto estrella de un rondín. Con este dispositivo podrás verificar que el vigilante esté haciendo sus rondas de manera efectiva. 
  • Guardias de seguridad para centros comerciales y supermercados: El guardia de un banco debe estar equipado, como mínimo, con un chaleco y casco antibalas nivel IIIA, debido a la exposición a la que se enfrentan. En cuanto a los guardias de un supermercado, la mayoría de las veces bastará con un chaleco anticorte y todo el equipamiento de un guardia de turno de día (punto 1).
  • Vigilantes motorizados: Si tu guardia debe estar en vehículo (ya sea una moto o auto), este deberá tener sirenas vehiculares y balizas; también se recomienda un foco busca camino para la noche. 

Estos son los equipamientos mínimos para los casos más comunes de vigilantes. Para casos más específicos, como guardias dedicados a la revisión del personal o de vehículos, podremos incorporar equipamiento más especializado, como semáforos aleatorios o incluso espejos de inspección vehicular para la revisión inferior de los autos.